Beber agua durante las comidas, ¿sí o no?

Todos hemos escuchado algo parecido a que beber agua durante las comidas es malo para nuestra digestión. Aún así, debemos entender que el agua ocupa un 75% del peso del cuerpo en edades tempranas y un 55% en edades avanzadas. Según el nutricionista Barri M. Popkin, el agua es imprescindible para el funcionamiento y la homeostasis celular.

No se puede afirmar con certeza que el agua sea beneficiosa o perjudicial a la hora de las comidas, aunque es evidente que el agua diluye los ácidos gástricos encargados del proceso de digestión. Pero espera, esto no acaba aquí, vamos a discutir los pros y contras.

Aunque la mayoría de estudios relacionados con el tema no son concluyentes, está probado que los ácidos no se diluyen lo suficiente cómo para afectar la digestión.

La ingesta de agua antes de las comidas tiene beneficios

A parte de que los alimentos ya contienen agua, ingerir una cantidad lógica de agua durante la comida puede ayudar a romper los trozos de comida y facilitar la digestión.

Por otro lado, es necesario desmentir mitos cómo el de que beber agua durante las comidas engorda. El agua tiene un valor calórico 0, y NO aumenta el numero de calorías de los alimentos, en ninguno de los casos.

¿Es bueno beber agua antes de comer?

La nutricionista koreana Ji na Jeong, determinó mediante un estudio que beber agua justo antes de comer tiene beneficios a nivel de reducción de consumo de calorías durante la comida. De hecho, ella misma añadió:

«Aunque el mecanismo de acción es desconocido, beber agua antes de comer es un método efectivo para el control y la pérdida de peso»

El agua fría y la digestión: ¿compatibles?

Éste otro artículo de Foodbabe establece que beber agua fría durante las comidas puede dificultar la digestión. Esto se debe a que el sistema digestivo pierde eficiencia, ya que parte de la energía del proceso se utiliza para atemperar el agua fría.

Aunque no lo hayamos comentado, también se puede perfectamente tomar agua después de comer. Siempre hazlo teniendo en cuenta que el hecho de llenar demasiado el estómago puede dificultar la digestión.

Cómo conclusión, podemos perfectamente tomar agua durante las comidas (una cantidad lógica). Sin embargo, es recomendable beber agua antes de comer reduciendo así las calorías consumidas posteriormente. La ingesta de agua fría puede dificultar nuestra digestión, así que mucho mejor el agua natural.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *