Como afrontar una lesión deportiva: 10 secretos

Muchos son los deportistas que se preguntan como afrontar una lesión deportiva. Es un punto crítico de la carrera del atleta, sí, pero no está todo perdido. Aquí se presentan un conjunto de técnicas que te permitirán, además de superar la lesión a nivel mental, hacerte más fuerte.

Además de una recuperación física, es también necesario un trabajo psicológico. Esto permitirá afrontar la lesión de una forma más llevadera y acelerar el proceso de recuperación.

Con la finalidad de que el deportista no pierda la motivación, vamos a plantear una nueva forma enfocar las lesiones.

como superar una lesión deportiva

¿COMO AFRONTAR UNA LESIÓN DEPORTIVA A NIVEL PSICOLÓGICO?

1- Visualiza una motivación por la cual deseas recuperarte rápido. Si tu mayor pena es el no poder correr, cada día durante unos minutos cierra los ojos y visualiza tu cuerpo en movimiento. Sé lo mas preciso posible e intenta mantener tu intención visible en mente durante unos minutos.

2- Mantente activo. Por poco que puedas, empieza a moverte. Imagina que acabas de salir de una lesión grave en un brazo; a parte de los ejercicios pertinentes de recuperación, no tengas miedo a entrenar el tren inferior, o trabajar partes del cuerpo que no están afectadas.

3- Aprende a meditar. Un momento de bajón es un buen punto para empezar a meditar, te aseguro cambiará por completo tus niveles de atención y tu calidad de vida. Además, este será un punto clave para aceptar que tienes una lesión, y que no hay ningún problema en ello.

4- Infórmate sobre tu lesión. Tener conocimiento sobre qué ha sucedido dentro del tejido afectado te ayudará a entender el proceso de recuperación. Pregunta a médicos y lee artículos científicos.  Podrás tener una idea general y tendrás mas herramientas para empezar a trabajar.

5- Busca ayuda. Hablar de tu lesión con amigos o familia puede ser clave. Recuerda que no estás solo/a, y siempre habrá alguien dispuesto a escuchar tus dudas e inseguridades. Incluso ellos mismos se sentirán parte de tu recuperación y se alegrarán de tu progreso. ¡Muy importante!

«Lo que más miedo me da es recaer o no recuperarme nunca por completo». Según Alex, que está en proceso de recuperación después de una lesión de rodilla.

6- Graba la siguiente frase a fuego en tu mente: <<El cuerpo es la farmacia más grande del mundo>>. Me refiero a su capacidad de auto-curación. Tu cuerpo está constantemente combatiendo infecciones, y su intención principal es sanar el cuerpo y mantener un equilibrio. Acuérdate de ello, y ten en cuenta que tu cuerpo siempre trabaja a tu favor, y no en contra.

7- Hazte las siguientes preguntas para entender de forma profunda las causas de la lesión: ¿Me estoy alimentando correctamente? ¿Duermo las horas debidas? ¿Consumo sustancias tóxicas? ¿Realizo estiramientos o yoga al menos 2 veces por semana? ¿Sufro mucho estrés?

8- Acepta el dolor (si aún persiste). He leído infinidad de artículos que tratan el dolor como algo que hay que combatir y ganar. Nada recomendable. El dolor es una reacción totalmente saludable generada por una señal emitida hacia el cerebro . Si no existiera el dolor, pondríamos la mano en fuego y ardería hasta quedar cenizas. El dolor es un profesor que nos enseña, normalmente, donde está el límite en aquel momento.

9- Conviértete en un atleta mejor. Las lesiones te pueden enseñar a ser más fuerte y atacar tus puntos débiles. Mejorar tu flexibilidad, estabilidad, coordinación y fuerza, te situará al siguiente nivel de competición. Esto reducirá también el riesgo de lesión en un futuro.

10- Escribe tu agradecimiento a diario. Graba en papel a 3 cosas por las que estás agradecido. Déjame contarte algo. He visto personas en silla de ruedas (de por vida) haciendo dominadas. Hay gente pintando cuadros con los pies porqué han perdido sus dos manos. No tires la toalla por una lesión, y confía en tu cuerpo plenamente.

Espero poder arrojar un poco de luz si has sufrido una lesión. Cómo deportista, sé lo difícil que es estar fuera del terreno de juego durante un período largo de tiempo. Sé constante, y tus frutos llegarán mucho antes de lo esperado.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *